domingo, diciembre 25, 2005

Sé tú el cambio que quieres

La luz era tenue. Ella leía en su habitación, tumbada boca arriba y haciendo esfuerzos por no quedarse dormida. El libro no era aburrido, pero aquella postura y el cansancio acumulado no ayudaban a la concentración de Sofía.

Así que, pensando que en cualquier momento el sueño la vencería, soltó el libro y se incorporó de un impulso en su cama con el propósito de darle más vida a su día. No sabía qué hacer, hacia dónde ir o a quién visitar... pero tenía claro que salir de su casa sería la mejor opción para encontrar una nueva distracción.

Pasó por la cocina y se despidió de su madre dándole un dulce beso en la mejilla. Iba a... ¿hacer fotocopias?... sí, aquello serviría.

Cuando se encontró en la calle miró hacia la izquierda... hacia la derecha, ¿qué hacer?... en ese momento de indecisión una hoja otoñal golpeó suavemente su rostro. A lo lejos, una pareja de novios se acercaba con dificultades, pues las ganas que se tenían les impedían dar más de dos pasos sin mimarse. Sofía, a la que nunca le faltó imaginación para entretener sus horas muertas, se agachó rápidamente. Cogió aquella hoja sin vida y dispuso sus pasos en dirección a la pareja:

- Buenas tardes -dijo entorpeciendo el camino de los dos jóvenes- os cambio esta hoja por cualquier cosa que os apetezca.

Los dos intercambiaron miradas sorprendidas. Inmediatamente miraron la hoja y comprobaron que era una más de tantas que habían sido pisadas tras su paso en aquella avenida. Pero por alguna razón especial, esa hoja les había interrumpido su camino. La muchacha sacó inmediatamente de su bolso un lápiz y realizó sonriente aquel curioso intercambio- Gracias -dijo Sofía con un tono contundente y convencido, como si hubiese hecho el negocio de su vida.

Cruzó la calle y se dirigió hacia el parque. Allí, en un banco, observó una silueta... y hacia ella dispuso sus pasos:

-Hola, le cambio este lápiz por lo que usted me quiera ofrecer.

La mujer, bajó la revista, miró a la niña desconcertada y, tras unos segundos de incredulidad, le dio un calendario. Al agradecerle el gesto e irse, la mujer comprobó que un chico jugueteaba con su novia colocándole una hoja de un árbol en el pelo... en esto pasó la penúltima hoja de su revista y sonrió al ver que tenía un lápiz con el que realizar aquellos juegos.

Así fueron aconteciendo los curiosos intercambios: aquel calendario por una pluma, la pluma por una gomilla, la gomilla por un papel, dicho papel en blanco por el mismo dibujado... de pronto se cruzó en su camino un joven con un periódico. Ella le propuso otro intercambio y él sonriente aceptó. Arrancó la hoja que acababa de leer y le fabricó un sombrero de papel... el cual, más tarde, ella cambiaría a un viejo por otro objeto. Cuando ya iba anocheciendo ocurrió algo curioso... le ofrecieron como intercambio una fotocopia. - Creo que el juego ha terminado -pensó.

Por fin llegó a su casa. A pesar de la mirada incrédula de su madre por la tardanza, pudo demostrar que el propósito de su escapada fue hacer una fotocopia. Subió a su cuarto sonriente... había conseguido entretener su tarde. Miró por la ventana para agradecer a su barrio la participación en el juego al que sin saberlo aceptaron... y cual fue su asombro cuando, al abrir la cortina, vio a una niña con un sombrero de periódico, una muchacha que sonriente se recogía el pelo con un lápiz, un transeunte que miraba un calendario...¡el juego siguió!. El viento arrastró una hoja que vino a quedar sujeta a su cristal y mirándola atentamente pensó que, en realidad, el uso que le des a cualquier cosa la puede hacer, si cabe, aún más especial.

17 comentarios:

Guillermo dijo...

Has sacado una buena historia de una simple hoja. Y es que por algo corto la música que esté escuchando cuando leo tu blog, porque hay cosas que merecen ser leidas sin distracciones.

Por cierto, esto que cuentas no se aleja mucho de la realidad, ahí un tío con una página en la que va contando un reto que se propuso hace tiempo, conseguir a base del trueque y empezando por un simple clip, conseguir una casa. Hace una semana ya iba por una moto de nieve. Y es que para historias increibles nada como la vida misma

Flu dijo...

Qué bonito Mayka, un día de estos lo haremos las dos juntas. Y empezaremos por un gorrito de los que regalan en la feria.

Muchos besos.

Kilian dijo...

Hola, Mayka. Me ha gustado mucho, tiene mucha miga y, a mí, las cosas que tienen miga me molan...
Dime si me equivoco: ¿es de "El mundo de Sofía"? Tengo el libro en casa, pero no lo he leído...voy a tener que hacerlo.:)
Besos.

Mayka dijo...

Guille, que noche nos espera madre mía... vamos acumulando ahí bien ;), jeje.

Me he quedado sorprendida... ya no es cuestion de que el tio quiera conseguir una casa, sino... que va por una moto de nieve a partir de un clip?? madre mía. Un besazo y gracias por el detallito de la música :D

Enga Flu, puesss nosotras nos podemos proponer el conseguir a base de intercambios un apartamento a pie de playa pa las dos!!... y entonces termina el juego, vale? ;). Muuaacckkss

No he leído el libro de Sofía... me recordaste que quería leerlo. Puesss gracias por la parte que me toca (que es toda, jeje) porque es inventada. La otra noche comencé a imaginarme la historia y ni si quiera sabía si publicarla, porque al verla tan larga pensé que podía resultar pesada. Es el primer minicuento que escribo. Un abrazo Kilian

Mayka dijo...

¡Ah!, ¿lo dijiste porque la protagonista se llama Sofía? es que, siempre intento que mis redacciones tengan una especia de musicalidad. Y al comienzo escribía tantas palabras que terminaban en -ia, que me pareció conveniente ponerle el nombre de Sofía. Por eso na más.

terminus dijo...

Preciosa historia Mayka. A veces no sabemos la felicidad que nos deparan cosas en principio insignificantes. A veces... una simple hoja otoña, un simple paseo o una sonrisa. La que me acabas de sacar.

Chao

Súcubo dijo...

una historia preciosa, de las que dan que pensar.
Me pregunto que hubiese pasado si se hubiese acercado a mi Sofía con su hoja en la mano... probablemente pasar de largo como hacemos con todo cada dia.

Un Saludo.
Feliz navidad!!

Trippy dijo...

Bravo. Su primer relato corto y ya me ha enganchado. De aquí al quinto me convierto en fan histérica :).

Saludos nocturnos. Y si un día de estos decide vender su imaginación en frasquitos, guárdeme uno. Acabo de empezar a ahorrar.

Gacela dijo...

Me recuerda a la peli de CADENA DE FAVORES, la has visto?

A veces haciendo un poquito nada más, provocamos una cadena de fichas de dominó que se empujan unas a otras. Y tenemos la suerte de que podemos decidir en cualquier momento empezar la acción, no hay por qué esperar a que nos den la vez...

Espero que estés pasando unos días estupendos, mayka. Y que vengan muchos más :-)

rosío dijo...

que me das a cambio de un calcetin? :) ... ojo! de colorines y sin agujero...

Vacío dijo...

Te cambio..ummmmhhh (déjame pensar) lo que tu quieras por ese cuadro que tienes bajo el brazo y que lleva mi nombre. Véte pensándotelo que para el dos queda poco.

Kilian dijo...

Hola de nuevo, Mayka. Es fantástica la historia, y más aún si te la has inventado tú. (Fíjate si tiene jugo, que la he confundido con parte del libro...es que una vez lo consulté para aclarar unas cosas de Filosofía, estudiando en el Colegio, y al ver la historia me he encontrado con que encajaba muy bien en el libro...es ese mismo estilo. Y, como además la protagonista se llama Sofía...).
Pues eso...que es, sinceramente, admirable. Me ha gustado mucho. Besos...:)

dark dijo...

Vaya, sin palabras.

¿Que me das a cambio de una sonrisa?

Mayka dijo...

Se siente una gratificante sensación cuando se escriben y se reciben comentarios así. Una se carga de ganas de idear y de escribir... y tengo que estudiar leches!! :)

Espero cambiar un momento insignificante del día 2 por una grata conversación contigo Terminus y muuuuchas más risas y sonrisas!!

Buenas Súcubo!!, o quizás no hubieses pasado de largo, quién sabe... la cosa es que, cuando te encuentres un tio con malas pintas que en vez de intercambiar te ofrece... entonces no pases, entonces corre! Un besote :)

Trippy, bienvenido/a. Saludos nocturnos y gracias, ahora toco mi moral si me pongo de puntillas!! yo te pago a ti si me opinas siempre vaya...

No Gacela, no la ví. Sí que estoy disfrutando wapísima, te devuelvo el deseo... y una feliz entrada de año. Cuidate

Hola wapisss!! A cambio de un calcetín... y sin agujero? pues la orden de que me lo llenes de chuches :)

Buenasss Vacío... mi cuadro vale su peso en oro, que lo sepas... no es gran cosa, pero lleva mi firma :). Mmmmm... te pido algo del mismo valor, algo personalizado, y me quedo más que conforme. Pero oye, esto no es un intercambio en cadena, ¿no? ¡¡se te vaya a ocurrir cambiar el dibujo por un billete para tu tierra!!

Buenas de nuevo Kilian, y tan buenas! jeje. Gracias

Dark, ¿te vale la mía? :)

florecilla de alcanfor dijo...

FELIZ 2006 Mayka. Espero que expongas este año que viene, y que me invites, of course. Un besazo.

dark dijo...

FELIZ 2006 A TODOS !!!

Vacío dijo...

No es por meter prisas pero creo que va siendo hora de que actualices un poco y nos cuentes la aventura del día dos en Madrid.

Besos