domingo, septiembre 22, 2013

Carta de ajuste


Y después del cierre, la carta de ajuste, con ese pitido tan impersonal e insultante que nos decía siempre "acuéstate pequeña, que la tele no va a darte nada más por hoy, no más sueños sino los que tú produzcas por tu cuenta".

Pues eso. Acabó el tiempo de la programación, llegó la despedida y el cierre...

Huellas...

Aquellos días, que eran los que menos dormía, fue en los que más soñé… y si alguna noche ya dormida Tú me despertaste, fue para empezar a soñar antes.

Ahora sueño dormida, y cuando despierto recuerdo… así como recuerdo que aquellos días Tú fuiste protagonista indiscutible de cada uno de mis sueños.

Aprendí mucho contigo, de ti y de mí. Escuché que para dejar huella hay que quedarse un poco en lo que se hace… Siento como si me hubieses regalado la parte más mágica de tu compañía y se hubiera quedado a vivir conmigo.

De nuevo todo quedará en eso, en un envidiable recuerdo… me quedará siempre la dulce duda de qué hubiese sido. Quizá esta sea la mejor manera de eternizarlo.

lunes, marzo 12, 2007

Caminando...

A 11.000 metros de altura todo se ve insignificante... o mejor, igual de significante. Roma o Marsella no se distinguen de Antequera ;)

Muchas horas a tanto del suelo. Miras hacia abajo y ves el mundo a tus pies... tienes el mundo a tus pies... y con él millones de vidas que cumplen la rutina diaria de vivir. Que yo también la cumplo en ese momento, claro, pero qué perspectiva la mia...

Aterriza el avión, y con él toma tierra tu cuerpo, y con tu cuerpo tu mente... y todo vuelve a tener distinta altura, vuelves a asumir la sensación de lo inalcanzable...

Pero... también es cierto que sin tierra firme no hay impulso que valga.

jueves, noviembre 09, 2006

Mendigando por mi blog :)

Eran las tantas de la mañana del Sábado. Volvía a casa acompañada por un amigo, que no paisano. De frente y por la misma acera, acortaba distancia uno de esos personajillos típicos de mi pueblo, conocida por todos los antequeranos, ayudada por muchos y burlada por otros tantos. Verla me dio seguridad, a pesar de sus pintas...
...ella es así. Se tambalea pero no se cae, te pide pero no te atosiga... vaga sin rumbo fijo y nunca hace daño... se que también me reconoce... que yo también soy de aquí.
Sin embargo, mi amigo estaba loco por cruzar de acera, aligeraba el paso, cortaba la conversación... la inseguridad que le daba esta presencia se hacía notar. Así que, mientras ella se acercaba, comencé a contarle las anécdotas que conocía, las que ayudaban a que su imagen me transmitiera confianza. Y pasamos junto a ella:
- Buenas Noches -dijo ella.
-Nosotros tardamos en reaccionar ante la poca costumbre, pero le respondimos de igual forma- Buenas noches...
Lo que no había hecho absolutamente ninguna de las personas que, con perfecta presencia, pasearon por nuestro lado anteriormente. Y me sentí orgullosa... como si fuera una parte más de mi tierra.
La inseguridad ante aquellos traseúntes o mendigos que no conocemos es inevitable. Personajes típicos de cada pueblo o ciudad que disponen de un curriculum inestimable de hazañas que sólo comparten los que conviven con ellos, pero su aspecto no puede más que transmitir desconfianza hacia los que por vez primera se los cruzan.
Desde el Sábado me parece especialmente curiosa y hasta entrañable esa sensación... cómo tú que me lees te sentirás acompañado ante una persona que a mi me hará la misma calle doblemente solitaria...

lunes, septiembre 04, 2006

Siempre conmigo y nunca de mi

Me gusta lo desapercibido. Siempre les he prestado más atención a las personas tímidas que a las que se dedican a llamarla… pero nunca se me ocurriría alterar su espacio hasta que, al menos, una mirada me invite a ello.

Cuando chica era introvertida hasta extremos inconcebibles para lo que soy hoy en día. Si había alguien a mi alrededor con quien no tuviera suficiente confianza, y esa sólo se la otorgaba a mi familia, mi boca se cerraba herméticamente.

No era agradable, ni si quiera sentía que dependiera de mí… mi timidez era superior a la voluntad de demostrarle a los amigos de mis padres que “no me había comido la lengua el gato”. Y sus incitaciones por querer escuchar mi voz terminaban provocando el retorcimiento de las cuerdas vocales en mi garganta. Recuerdo que me cohibían tanto que conseguían hacerme llorar de coraje y odio por el dichoso entretenimiento.

Terminaba por irme a otras habitaciones a hablar sola para comprobar que no me había quedado muda de forma psicosomática. Para colmo, siempre estuve convencida de que cualquiera de mis niñerías hubieran sido más interesantes que aquellas vacías conversaciones de mayores. Me conformaba pensando que aquella voz que no gastaba la estaba ahorrando, porque mi abuelilla ya no hablaba… lástima que ella no hubiera sabido dosificarla. Así que ese malestar tenía su provecho.

Ahora peco de hablar tanto. Conozco los límites de la timidez y nunca violentaría a una persona introvertida. El mundo camina al revés, ahora que es cuando menos tendría que hablar no hay quien me calle; pero hay cosas que nunca cambian: si me cruzo con ellos, como hoy, sigo ahorrando la voz, pero por voluntad propia... dosificándola no sea que se me acabe, qué leches...

domingo, septiembre 03, 2006

Muy buenas

Nunca pensé en hacer un descanso y dejar de escribir. El cambio de aires, el hecho de que se me complicara acceder tan fácilmente a internet y este calor, que agota indiscriminadamente cuerpo y mente, hizo que lo dejara bastante anclado.

El caso es que, como todo, cuanto más lo dejas más cuesta. Y en este tiempo me planteaba si realmente me merecía la pena seguir escribiendo... entraba en otros blogs y los devoraba. Me impresiona la capacidad de redacción de muchos autores que me leéis y de otros tantos que no... y resolví que entre mis cualidades, definitivamente, no está la escritura.

Pero una vez hallada esta conclusión, la asimilo... y sigo escribiendo. Me libera, me gusta y me gustáis.
Así que con esta entrada me quito a mi misma la expectación de retomarlo, elevo anclas y prosigo este viaje.
Pues hale, dulce travesía :)

martes, agosto 01, 2006

Meme-cotilla

Valiente vacaciones las mias. No es el mejor momento para contestar este meme porque me he ido lejos de las radiaciones que provocan estos aparatos. Ya me cuesta encontrar las letras del teclado otra vez. Pero como mi Flu nunca falla en invitarme, yo tampoco le quiero fallar en contestarle :) ¡y aquí voy!:

-¿Cuánto tiempo llevas blogueando? Como lectora desde Agosto del 2005 y como autora desde Octubre del 2005, dos meses tardé en decidirme a parir mi criaturita. Aún no se si fue un parto prematuro o maduro, pero me siento orgullosa de haberlo hecho.

-¿Cómo te enteraste de la existencia de los blogs y porqué te animaste a participar? En el verano del 2005, cada vez que mi hermana cogía el ordenador, el fondo de pantalla siempre estaba muy negro y me llamó la atención. Un día le pregunté de qué iba esa página que solía visitar y me hizo leer un par de post. Me gustó. Días más tarde entré por mi misma y pronto se convirtió en costumbre. Comencé a familiarizarme con los términos blogueros, a conocer otras webs y a encariñarme con algunos autores. A los pocos días me planteé dejar el blog del messenger para hacerme uno más mejor. Y me ilusioné con la idea... hasta el día de hoy.

-Cinco blogs que sigas a diario o con mucha frecuencia. Bloc de esbozo, Cantautores mudos, Deja que el agua fluya, Oleo's life, The hard men path.

-¿Eres lector anónimo de algún blog? De aquellos en los que no soy lectora habitual, de blogs que entro de enlaces de enlaces de enlaces de otros. Pero no podría decir nombres concretos.
-Y sobre los autores, nombra cinco que te despierten especial simpatía. Donde comen 5 comen 10: Terminus, Florecilla, Flu, Gabi, Sabejal, Gui, Gacela, Sacris, Dmon y Wendy.
Vamos, mojate ¿que blogs consideras con mayor calidad? Wendy, Jimpomuk, Gabi, Sr. Chow y Don Mendo.
-¿Te has enamorado alguna vez de un/a blogero/a? No.
-¿Conociste a alguno/a más allá del teclado? ¿a cuáles? Sí, a muchos... vamos a ver si no olvido a nadie: Rocío, Guille, Flu, Barry, Dmon, Wendy, Terminus, Gacela, Reve, Sr. Show, Don Mendo, Sacris, Jos, Alariz, Cattz, Deye, Bere, Vacío, Phrasys, Sombrilla, Vivi, Achab, Chasky, Pez, Súcubo... y en proyecto Sabejal ¡Espero no olvidar a nadie!
¿Te consideras satisfecho con tu blog? ¿qué cambiarias? Pues me encantaría que la gente que comenta lo hiciera en verso, sí... y el diseño.
Espero que no cause peleas, se que todos quereís estar entre mis preferidos, pero hay que currárselo :). No comprometo a nadie, que no me gusta y no he puesto links porque podría morir en el intento... pues hala ¡¡¡felices vacaciones!!!

domingo, julio 02, 2006

Intérprete: Mayka (con la colaboración de Antonio Machín)




"Tengo una debilidad,
no sé que pasará,
si no me doy el gusto..."


"Tengo una debilidad,
¡ay qué calamidad!,
mi vida es un disgusto."

(Agradecimientos a Nestlé, Hacendado y Milka, que no se han separado de mi en todo este tiempo y han sido mi mayor inspiración. A mi barriga por su paciencia digestiva a cualquier hora del día y a mi pantalón vaquero, por dar de sí cuando más lo he necesitado. A Antoñito por su buen comportamiento en el estudio de grabación, ¡no has dao un ruio!. Gracias también a todos aquellos chocolates que no se sientan incluidos, pero que son, igualmente, fruto de mi devoción. A todos ellos, mi más sincero agradecimiento. -Mayka-)

¿¿Yo?? las maracas... y el gusto :)