viernes, mayo 26, 2006

Un día fatídico

Mañana: Me despierto tarde porque anoche desvelada no pude descansar bien. Me levanté con dolor de garganta y de cabeza. Tenía que recoger un paquete certificado para mi hermana en el centro de Málaga. Monto en el bus urbano y le pido al conductor que me avise al llegar a correos... se equivoca y me deja a tres cuartos de hora de la oficina. Cuando llego me informan de que se ha abierto una nueva en mi zona, por lo que mi paquete ha sido trasladado a mi barrio. Respiro hondo y monto de nuevo en el bus. Esta vez soy yo la que me equivoco de parada y me bajo a dos manzanas de la oficina. Al llegar me ponen impedimentos para entregármelo, pues yo no era la remitente.

Medio día: Llego a mi piso cansada. Me miro la garganta al espejo y me preocupo. Llamo por télefono a mi casa de Antequera y mi hermana me aconseja que me lleven al hospital. Siento mareos, nauseas y estoy débil... así que me obliga a que no me duche, pues si además me caigo en la tina la liamos. Pienso que me da tiempo y me ducho en un minuto. Suena el télefono, salgo corriendo de la ducha y resbalo de costado en el pasillo. Mi espinilla choca contra el pilar y me hago una herida. Me veo la sangre y me mareo... el teléfono sonando. Me tiendo en la cama de matrimonio para que se me pase el mareo... el teléfono sigue sonando. Decido cogerlo para que no se preocupen y en el trayecto de la cama al salón pierdo el conocimiento y caigo redonda al suelo, dándome en la barbilla, en la mano, en la pierna... cuando me levanto dolorida llamo por teléfono llorando a mi niño, que se presta a llevarme al hospital. Se presentan mis amigas alertadas por mi madre, ya que no le cogía el teléfono a nadie.

Tarde: Tras una hora entre risas y lágrimas mi padre me lleva al hospital. No hay aparcamiento, así que en el kilómetro andando hasta la clínica se me llena el pantalón de sangre. Le pido a mi padre que no nombre la pierna y antes de decir mi nombre ya se lo había explicado a la recepcionista. En la sala de espera me percato del detalle del pantalón manchado y vuelvo a sentirme mal. Pierdo el conocimiento. Según mi padre, tres enfermeras y un médico me subieron a una silla de ruedas y me llevaron a una habitación. Allí, sorprendidas, se reian por la causa de mi espectáculo. Me regañaron por no haber comido, me tomaron la tensión, el azúcar y me obligaron a beber un vaso de agua endulzado y a comer un bocadillo.

Durante el día me regañaron mi hermana, mi madre, mi niño, mi padre, mi hermano, las enfermeras, el médico, mis amigas... Me diagnosticaron faringe roja con placas, glucemia baja, contusión a nivel de cara anterior de la pierna izquierda y pérdida de conocimiento.

Y todavía me queda la noche... mejor me acuesto y me rindo.

16 comentarios:

Guillermo dijo...

Madre que paliza, pobre Mayka :(
Más regañinas ya no, que tienes bastantes con las que te han caido

Que te mejores. Un beso

PD: Los mas que te regañan a veces también son los que más se preocupan por tí, aunque a veces no lo hagan en el momento adecuado. Que duermas bien

sacris dijo...

Ya pasó todo niña,

1bsto!

Peppermint dijo...

Sólo te faltó una caída con contusión cerebral por los 4 costados. Animate, que pudo ser peor.

Por cierto, que mal asunto eso de que le tengas fobia a la sangre. ¿Has pensado entrar en 'la casa de tu vida'? XD

Un besito

Demian dijo...

Estarás hecha un cristo. ¿No te dijeron en el hospital que si tu padre te maltrataba? sin comer, con heridas y contusiones...

Espero que no sea nada y que te recuperes pronto

Un abrazo

PD. Y recuerda: no salgas correteando medio desnuda recién salida de la ducha ;)

Flu dijo...

Ay! mi niña!!
:(
Bueno, por lo menos ya pasó todo.
Ponte buena, mujer y no te des tantos sustos.

Besitos!!

Mayka dijo...

La paliza que le meti ayer al cuerpo, madre mia... hoy me rio, y es que es de risa! pero pasé miedo en varias ocasiones, más de mis reacciones que de los hechos... que día más cafre!!

Gracias a todos, muuuchos besitos suaves :)

CHESCO dijo...

Te entiendo perfectamente coleguilla. YO TENGO UNA PLACA EN LA PIERNA y se lo duro q es ir al hospital.

rocío dijo...

PALIZA??? PALIZAA??? espera que te coja! jajaajaj, un beso fea

propagandhi dijo...

espero que todo haya ido bien desde entonces. Un beso de los que sanan, sanita, culito de rana...

terminus dijo...

Cuidateeeee, y bueno, ya pasó.

Un mimo

Edu

Vacío dijo...

No sé porqué te empeñas en seguir adelante con un día que, seguro, desde que te levantaste de la cama, sabías que iba a ir a peor.

Cuídate

sabejal dijo...

espero que pronto nos regales uno de tus dias de sonrisas que no se te borran de la cara, que se me contagian! Muchos besos y ya sabes, cuando tienes un día así, los demás sólo pueden ser mejores!

Maik Pimienta dijo...

Espero que estés recuperada Mayka, que una mala tarde la tiene cualquiera. Me ha gustado tu blog, volveré a saber cómo te van las cosas.

Un beso.

florecilla de alcanfor dijo...

Cuídate, niña. Y come (esto es lo que me dice mi madre).

¿Ya estás bien?

:*

Nepomuk dijo...

Sana sanaaaaaa
culito de ranaaaaaaa
si no se cura hoyyyyyy
se curaráaaaaaa...mañanaaaaaaaa...


Ya sé que resulta mil veces más efectivo lo del hospital pero pocas posibilidades nos quedan desde aquí, mujerpordios...

Anónimo dijo...

Very nice site! household contents insurance uk certification in weight management texas air conditioner online timeshare buy black+hairy+mature