miércoles, febrero 01, 2006

"Algún día dejaré de decir algún día"

Cuando pasan los años y nada de aquello pierde importancia, a pesar de que quede tan atrás, es cuando verdaderamente se la das... Nada se dignaron regalar, pero a cambio obtuve la experiencia que hoy me sobra y me basta para sacarle el jugo a cada situación que se precie.
Y en apenas unos años da tiempo de sobra a aprender que la casualidad juega un papel crucial cada día, que contados segundos conllevan consecuencias profundas, momentos insignificantes se convierten en trascendentales al cabo de unas horas. Suele pasar que cuando te encuentras en el ojo del huracán no entiendes nada, pero si consigues hacerle frente a cada corriente que se presente te haces tan fuerte...
Te planteas el puñetero hecho de que cada uno nace con una serie de condicionantes materiales, emocionales... repartidos sin sentido. Y te preguntas mil veces por qué no racionar lo condicionantes una vez se ha vivido, al menos dejar un tiempo de rigor para demostrar que el uso dado sería el adecuado... que si se regala la incondionalidad se harán méritos para haberla ganado.
Y ahora que las decisiones son mias quiero creer que, aunque nacemos con unas cartas dadas, está en nuestras manos el cómo jugarlas. Porque, sin duda, todos llevamos dentro el orden y la creación, el caos y la destrucción. ¿No somos víctimas y responsables de nuestra propia vida? pues decido que todas las sendas que la componen esten abiertas a lo posible... que mis estrellas, mi luna y mi sol no haya un dios que me las quite. Que la vida no me pueda, porque yo la dirijo y no le permito que juegue en bando contrario al mio...
Pero a la vez consciente del presente, de que aún me debato entre lo vivido y las ganas por llegar a mi destino. Que nada está ganado, aún menos perdido... pero eso sí, dueña induscutible de mi vida, por lo que plenamente convencida de que "algún día dejaré de decir algún día".

5 comentarios:

Guillermo dijo...

¿Si todo estuviese escrito porqué estariamos aquí? lucha por tener un destino distinto al que en un principio puedas tener asignado. Para que algún día cuando mires atrás digas con la cabeza muy alta "todo esto lo he conseguido yo" y sigas adelante

Y oye si al final resulta que solo somos marionetas siempre puedes tener un cuenta un poema de las mil y una noches
¡Porque lo que está escrito, escrito queda; nada lo borrará!
¡Y aquello que está escrito no hay razón para temerlo ya!

Pues eso que sonrias siempre, ya que si va a dar igual lo que hagas por lo menos se feliz :P

Flu dijo...

Todo lo que yo te pueda decir sólo sería una pequeña parte de lo que tu has expresado tan bien..

Lo único que te puedo decir es que yo doy gracias por las circunstancias y doy gracias por haber logrado llegar hasta donde estoy, aunque a veces me cueste admitirlo.

Además, que no te arrastre la corriente, que si no consigues lo que quieres por lo menos tendrás la satisfacción de haberlo intentado y no te quedará el sentimiento de ¿y si hubiera...?

Gabi dijo...

" ¿No somos víctimas y responsables de nuestra propia vida? pues decido que todas las sendas que la componen esten abierta a lo posible... que mis estrellas, mi luna y mi sol no haya un dios que me las quite."

Me encanta esa decisión!.

Nacemos con las cartas dadas y, efectivamente, nosotros debemos jugarlas. Sólo un pequeño aviso, algunas cartas vienen marcadas y hay muchos que dominan como hacer trampas.
Besoss varios.

terminus dijo...

¿Te enrolas en mi tripulación? Ah, que ya lo estabas, es verdad.
Navega con rumbo firme, los vientos te llevarán a buen puerto.

Un Beso

Edu

Súcubo dijo...

y luego me dices que que bien me expreso, hija mia...
ais! a veces me gustaria no tener consciencia y dejar todo el dia de hacerme las mismas preguntas vivir por que no me quede mas remedio... pero la verdad no compensa, me perderia demasiadas cosas.

No se si mi destino esta escrito o soy yo la que labro mi camino y siembro mi futuro, lo que esta claro es q aki estoy yo y mis circunstancias, viva yo! hombre ya!

besos wapississima!